Hijos del Purets

“Las mil y pocas palabras que bien vale una imagen no son motor suficiente para explicar toda una vida de un personaje de 85 años, soltero, y rodeado constantemente por el pedaleo de una bicicleta.
Por qué no imaginar que Joan “Purets”, desde una pequeña localidad, poco a poco pudo ir creando  un pequeño ejército de personillas capaces de cambiar el mundo a golpe de pedal…???
Argumento idílico, pero ciertamente este elemento de transporte, menospreciado e incluso abandonado durante décadas por la sociedad, se  convertió con la crisis social y económica que aún subyace, en medio y amigo vital para muchas personas que no podían disponer de alternativas socialmente mejor consideradas por el imperante sistema neoliberal,  para poder derrapar entre las calles, y trasladarse desde sus domicilios a centros de trabajo, estudio, y colas del paro.»